martes, 27 de octubre de 2015

cambiando... (un poco)



Ahora me gusta la ciudad de La Plata.

También -increíblemente- llego temprano a los aeropuertos.

Lo que no puedo aún de ninguna manera es leer el diario de adelante para atrás.
(ni dejar de oler los libros)

n-